domingo, 3 de marzo de 2013

Gestiòn del Conocimiento en el Mundo Contemporaneo.


 
 Qué duda cabe en cuanto a la trascendencia de este tema en el mundo actual de las organizaciones y especialmente, en lo que respecta a su estructuración como un aporte relevante para la definición de políticas relativas al desarrollo del capital intelectual de las mismas.

Por mucho tiempo se ha consensuado la idea de que las organizaciones, sean ellas públicas o privadas, han estado inmersas en entornos definitivamente turbulentos, en donde el cambio ha sido lo único permanente y en donde las capacidades de adaptación de los sistemas sociales han sido claves para la sobre vivencia y ciertamente, las conductas proactivas, esperadas por todos, la gran plataforma de sustento para el crecimiento y desarrollo.

En este escenario, y ahora llamado de vértigo organizacional, las personas, el conocimiento y las tecnologías de información han ido de la mano, amigablemente y poniendo cada uno su esfuerzo y aportación, para generar una mezcla enriquecida y potenciada, que ayuda a la creación de sinergia en los equipos que desarrollan las tareas organizacionales.

Claro, probablemente se considere una irreverencia hablar del "vértigo organizacional" o de vertiginosas", para recrear de manera directa las características del entorno de las instituciones actualmente. Pero qué duda cabe que por sus detalles el término es perfectamente asimilable.

Así por ejemplo puede advertirse que los entornos organizacionales son reales escenarios de mutaciones trascendentes, que llevan consigo derrumbes paradigmáticos y en donde las culturas organizacionales tradicionales, hacen esfuerzos impresionantes por sobrevivir. Los cambios que hoy se observan podrían ser entendidos como verdaderas revoluciones en donde la vuelta atrás no está en ninguna lectura posible.
Otra característica fácil de distinguir es el fin de la certidumbre y la aparición en gloria y majestad de la impredictibilidad. Hasta los más potentes gurúes de la futurología y de las premoniciones culturales, agotan sus capacidades de anticipación y no son capaces de atinar con los futuros posibles.
En otro orden de materias, la Planificación y el Control, que hasta ahora han reinado en el mundo organizacional de tradiciones, ven seriamente amenazadas su validez y permanencia como herramientas de gestión, de no mediar cambios radicales en su esencia y formato. Aquí el nuevo conocimiento debería aportar elementos sustantivamente importantes para proveer de nuevos recursos que las potencien debidamente, con los apoyos tecnológicos que corresponda.
Si además se piensa por un momento en la condición de las personas en las organizaciones, queda muy claro que el agobio, el stress, los temores al cambio y la perplejidad, son los factores recurrentes en los ambientes y climas de los sistemas sociales y este es, sin duda, el nuevo desafío de la administración de los recursos humanos.

Se postula entonces, para introducir convenientemente este relato sobre gestión del conocimiento, que el VERTIGO, LA GLOBALIZACION, LA INFORMATIZACION Y LA DIGITALIZACIÓN Y LA CLONACION son los nuevos paradigmas que darán el marco referencial para hacer las cosas que hay que hacer en todo tipo de organizaciones.

Si se repasa lo escrito por muchos de los padres de la administración de organizaciones, incluido el propio Peter Drucker, el éxito de la gerencia o del "Management" está entre otras cosas en la capacidad desarrollada para obtener, que se genere una cultura organizacional identificada con la permanente lucha por convertir la información que corre en torrentes en toda la organización, en nuevo conocimiento.

Debe quedar muy claro en todo caso, que esto de administrar el conocimiento no es algo nuevo, ya que desde la historia misma de las organizaciones, este se ha considerado un activo valioso; lo que ocurre es que ahora se ha potenciado ese interés y por ello se observa cómo se invierten grandes sumas en todo tipo de organizaciones, para mejorar su captura, almacenamiento, distribución y desarrollo, en suma, en su administración o gestión.

Pero en el mundo actual, necesariamente la gestión del conocimiento debe asociarse con las organizaciones que aprenden y enseñan y en este empeño, las tecnologías de información proveen de herramientas altamente sofisticadas para lograr un manejo muy acertado del conocimiento: Internet, Intranet, Web Site, ambientes electrónicos compartidos, grupos de discusión, correo electrónico, sistemas de administración de documentos y en Zamora, pequeña ciudad española, la primera con conectividad total, inalámbrica vía Wi-Fi.
Realizado por:
Juan M. Honorato Mazzinghi
MARCO CONCEPTUAL PARA LA IMPLANTACION DE LA
GESTION DEL CONOCIMIENTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada